Sobre COAFGA

Después de varios intentos en aras a conseguir una unificación de criterios en el desarrollo profesional, y para aprovechar el respaldo que produce profesionalmente la pertenencia a una organización colegiada, el 8 de julio de 1969 se crea el Colegio Nacional de Administradores de Fincas, con delegaciones en cada provincia de España. En La Coruña se fija la sede en el antiguo edificio de sindicatos en la calle Emilia Pardo Bazán, 27.

El 31 de octubre de 1981, se reorganiza toda la estructura colegial desapareciendo el Colegio Nacional y creándose a nivel central el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas, del cual forman parte todos los Colegios, con ámbito de influencia coincidente con las comunidades autónomas. En Galicia, en concreto, se crea el Colegio Territorial de Galicia que comprende las cuatro provincias gallegas.

Funciones Colegio

El Administrador de Fincas es un profesional con la formación adecuada para el desempeño de sus funciones. Para acceder al título, actualmente sólo hay dos fórmulas: la posesión de determinados títulos univesitarios superiores (licenciados en derecho, económicas...), o aprobar el plan de estudios de la Escuela Oficial de Administradores de Fincas, autorizado por el Ministerio de Fomento, cuya docencia imparten once Universidades españolas, mediante la creación de un título propio de cada una de ellas , con un mínimo de 180 créditos, y que se desarrolla en tres años.

Al margen de su preparación inicial, el Colegio mantiene la puesta al día de sus miembros, mediante circulares, charlas, cursillos, y a través de la revista "O Administrador". Asimismo, el colegiado tiene el asesoramiento de los servicios del Colegio (Jurídico, Administrativo, ...)

SUS FUNCIONES

El ejercicio profesional comprende todas las funciones conducentes al gobierno y conservación de los bienes encomendados, la obtención del rendimiento adecuado y al asesoramiento de las cuestiones relativas a los bienes inmuebles. En el desarrollo de estas funciones, el Administrador está facultado para realizar cuantos actos de administración y gestión sean necesarios, con observancia de las normas legales aplicables, la costumbre y la prudencia, sin otras limitaciones que las expresamente recibidas del titular de los bienes y aquéllas otras atribuídas en exclusiva a otras profesiones.

Así, en la administración de fincas arrendadas, se ocupa desde la selección del arrendatario, redacción y firma del contrato, constitución de la fianza, obtención de la cédula de habitabilidad, cobro de la renta, actualización de la misma, repercusiones, pago de los gastos e impuestos, incluído el IVA, aplicación de retenciones sobre el IRPF, gestionar el traspaso de locales comerciales, atender las obras de reparación y mejora, en su caso, y las obligaciones derivadas de las relaciones laborales con empleados del inmueble; liquidación al propietario, hasta la gestión sobre los morosos o asesoramiento sobre cualquier cuestión o incidencia en el arrendamiento.

En la gestión de comunidades de propietarios, le corresponden las obligaciones fijadas en el art. 20 de la LPH (velar por el buen régimen de la casa, sus instalaciones y servicios; preparar el plan de gastos e ingresos; atender a la conservación y entretenimiento de la casa; ejecutar los acuerdos adoptados en materia de obras y efectuar los pagos y realizar los cobros; actuar, en su caso, como Secretario de la Junta, custodiando la documentación; y todas las demás atribuciones que le confiera la Junta) pero, al margen de las mismas, debe asesorar a la comunidad, controlar los proveedores, dar cuenta de siniestros a las compañías de seguros; ocuparse de las relaciones laborales con los empleados de la finca, aplicando las normas de convenio y las modalidades contractuales más favorables, practicando las liquidaciones de la Seguridad Social y las que fiscalmente procedan; llevar una adecuada contabilidad; advertir sobre la morosidad; y una función, quizá de las más importantes, que es el mantenimiento de la convivencia entre los componentes de la comunidad.

Cuando actúa como Secretario de la Comunidad, que es casi en todos los casos, de acuerdo con el Presidente debe convocar la Junta, asistir a la reunión, que normalmente dirige, redactar el acta y practicar las notificaciones que procedan. En el asesoramiento global a la comunidad, debe cumplimentar todas las obligaciones que incumben al inmueble, así como informar y cuando proceda tramitar la solicitud de ayudas o subvenciones a las que pueda tener derecho el edificio en los casos de rehabilitación o de obras de reparación protegidas.

CAMPO DE ACTUACIÓN

El campo de actuación comprende todo el sector inmobiliario, bien se trate de inmuebles rústicos o urbanos, en régimen de explotación directa, arrendamiento, propiedad horizontal o cualquier otro; así como la administración de cooperativas de viviendas y comunidades de propietarios para la construcción de sus viviendas, centros comerciales, campos y puertos deportivos, urbanizaciones con servicios, instalaciones y anejos comunes; entidades colaboradoras de la gestión urbanística y, en general, cuantos cometidos guarden relación con la administración de bienes inmuebles.

SUS GARANTÍAS

Independientemente de su formación, que en principio debería determinar una buena gestión, el Administrador de Fincas, a través de este Colegio, tiene concertado un seguro de responsabilidad civil en la que pudiera haber incurrido por omisión o negligencia en su actuación profesional.

Al margen de estas garantías, el Colegio ejerce su actividad disciplinaria cuando la actuación de sus profesionales se aparta de las normas profesionales o deontológicas.

Junta de Gobierno

El máximo órgano de la estructura colegial es la Junta de Gobierno, compuesta por un presidente, tres vicepresidentes, un secretario, un tesorero, un contable censor y seis vocales.

RELACION MIEMBROS JUNTA DE GOBIERNO

Presidente: D. Martín Bermúdez de la Puente González del Valle
Vicep. 1º: Dña. Mª Carmen Lavandeira Rábade
Vicep. 2º: D. Antonio José Maigler Ropa
Vicep. 3º: D. Félix Galocha López
Secretario: Dña. Teresa Suárez Agrasar
Tesorero: Dña. Mª Teresa Ferreiro Castro
Cont. Censor: Dña. Mª del Carmen Zaldívar Touriñán
Vocal 1º: Dña. Mª Carmen Peleteiro Gallego
Vocal 2º: D. José Fernández González
Vocal 3º: Dña. Mª Celeste Nieto García
Vocal 4º: D. Jesús Iglesias Casas
Vocal 5º: D. Juan Medina Rodríguez

 

Localización

 

 

El Colegio pone a disposición de sus colegiados todas las instalaciones a su servicio.

En cuanto a los cambios en su ubicación, en 1978, se traslada la sede del antiguo edificio de Sindicatos, a la calle Galera 21 - 2º Izda. de La Coruña, en un principio en régimen de alquiler, para más tarde, adquirirse el local en propiedad.

El 2 de marzo de 1999 se traslada la sede del Colegio a unos nuevos locales también adquiridos en propiedad, locales sitos en la céntrica calle de Juan Flórez de La Coruña, quedando la dirección y los teléfonos de contacto como sigue:

Colegio Oficial de Administradores de Fincas de Galicia

C/ Juan Flórez, 49 - 2º Dcha.

15004 - A Coruña

Telf.: 981 126 162

Fax: 981 126 890

 

 Empresas colaboradoras                     Empresas colaboradoras                     Empresas colaboradoras                     Empresas colaboradoras

Ofrenda a Santo Domingo

Contacto

Juan Flórez 49, 2º derecha

15004 - A Coruña

Teléfono: 981 126 162

E-mail: coafga@coafga.org